LA LATERALIDAD

 

La lateralidad definida de manera exacta es la distribución de funciones entre los dos hemisferios, es decir, lo que nos hace ser diestros o zurdos.

 

Por suerte hoy en día, si un niñ@ es zurdo no conlleva ningún comportamiento educativo distinto, a diferencia de antiguamente que se les obligaba a ser diestros.

 

Normalmente los niños desarrollan su lateralidad de manera correcta y sin dificultades, pero en ocasiones nos podemos encontrar con ciertos patrones y comportamientos en el ámbito educativo que pueden estar relacionados con un mal establecimiento de ella, como por ejemplo inversión de letras o números, lentitud en algunas tareas, problemas de direccionalidad, etc.

 

Una de las causas más comunes en estos casos es la lateralidad cruzada: se observa una lateralidad no establecida en un solo lado del cuerpo, o es distinta en ojo, oído, mano y pie.